Fermer

Tomillo

Por
Gabrielle CREMER
-
4 Septiembre 2018
Thym
Nombre científico
Thymus vulgaris
Familia
Lamiáceas
Procedencia
Europa, América, Asia, África
Parte utilizada
Partes aéreas (hojas y flores)

El tomillo se utiliza, principalmente, para prevenir los males de invierno (especialmente los problemas respiratorios, sumamente frecuentes en esta estación).

El tomillo es una planta aromática que aprecia los terrenos secos y rocosos de los países mediterráneos.

Desde la Antigüedad, el tomillo es conocido por sus propiedades medicinales y como condimento. En Grecia, Dioscórides  lo declaró diurético, expectorante y antimicrobiano. Desde entonces, esas propiedades no han dejado de ocupar un lugar importante en la medicina popular.

Tomillo, una planta para afrontar las infecciones del invierno 

El tomillo es rico en aceites esenciales (thymol, carvacrol) y en flavonoides. Esos activos le proporcionan propiedades antisépticas que permiten luchar contra las infecciones pulmonares comunes: bronquitis, sinusitis y tos quintosa.

Numerosos ensayos1-2 clínicos randomizados y controlados han confirmado la eficacia de la combinación ‘tomillo y prímula’ para reducir la duración y la intensidad de los síntomas de la bronquitis. Otro estudio3 clínico ha demostrado el interés de un spray nasal a base de miel de tomillo para los casos de sinusitis crónica. En ese mismo estudio, los investigadores observaron una reducción de la inflamación nasal y una reducción de los pólipos. 

Debido a sus propiedades antitusivas y antivirales, el tomillo puede utilizarse igualmente para calmar la tos quintosa así como para prevenir las recaídas de herpes o de zona. A este respecto, la European Scientific Cooperation in Phytotherapy (ESCOP) reconoce el uso del tomillo «para catarros de las vías aéreas superiores (como tratamiento complementario de la tos Ferina) y para aliviar las irritaciones de la boca»4.

Además de su actividad pulmonar, el tomillo cuenta asimismo con propiedades relajantes y antiespasmódicas, que favorecen el bienestar intestinal. Dichas propiedades son especialmente útiles para aliviar los trastornos digestivos como los gases, la aerofagia y la diarrea. 

Opinión de las autoridades sanitarias

La Agence Nationale de Sécurité du Médicamente (ANSM) ha clasificado el tomillo en la lista A5 de plantas medicinales de uso tradicional. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) consideran como «tradicionalmente establecido» el uso del tomillo «contra las dispepsias (digestión difícil) y otros trastornos gastrointestinales, contra la tos en casos de catarros o bronquitis, y como gargarismo, contra las laringitis y la inflamación de las amígdalas»6 sin superar una semana de tratamiento. Además, la EMA aconseja la consulta con un doctor o un profesional sanitario. 

Precauciones:

  • Se desaconseja el uso del tomillo a las personas alérgicas a las plantas de la familia de las labiáceas (menta, salvia, romero, etc.).
  • La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) no recomienda dar tomillo a los niños de menos de 12 años.

Casos prácticos

En estos días de invierno tengo tos y me gustaría tomar tomillo. ¿Con qué puedo combinarlo?

El tomillo es conocido por su capacidad de suavizar las vías respiratorias y ayudar a mantener un buen estado respiratorio. Por ello, puede combinarlo con hiedra común para aliviar la tos. Numerosos ensayos7-8 clínicos han demostrado la eficacia e inocuidad de esta combinación.

Me siento hinchado después de las fiestas navideñas. ¿Qué puedo hacer?

Si se utiliza con el carbón vegetal, el tomillo es eficaz para aliviar problemas como hinchazón y aerofagia. 

¿Cómo se utiliza el tomillo?

El tomillo se utiliza como infusión, en cápsulas, como aceite esencial, tintura madre y extractos líquidos.